Opus Dei Castilla y León

Actividades y Testimonios de miembros de la Prelatura del Opus Dei y cooperadores en Castilla y león

Archive for 25 febrero 2010

La leonesa Dora del Hoyo, primera numeraria auxiliar del Opus Dei

Posted by opus dei valladolid en febrero 25, 2010


Dora del Hoyo nació en 1914 en Boca de Huérgano (León, España). Se trasladó a Roma en 1946 para colaborar en la administración doméstica del primer Centro del Opus Dei en la capital italiana. Falleció el 10 de enero de 2004. Sus restos mortales reposan en la Cripta de la Iglesia Prelaticia de Santa María de la Paz.

Conoció el Opus Dei cuando tenía 29 años, en Madrid, en la administración de la Residencia de la Moncloa. Fue la primera mujer que pidió la admisión en el Opus Dei para dedicarse con su trabajo profesional a atender las labores domésticas de los Centros del Opus Dei, el 18 de marzo de 1946, en Bilbao, adonde se había trasladado con el deseo de ayudar en la puesta en marcha de la Residencia Abando. Destacaba en ella la devoción eucarística -la Santa Misa era el centro y la raíz de su vida interior-, un tierno amor a la Santísima Virgen y a San José, y el recurso confiado a su Ángel Custodio. Supo corresponder con fidelidad a la llamada divina.

Por invitación de san Josemaría, se trasladó a Roma el 27 de diciembre de 1946, para colaborar en la administración doméstica de la sede de la Prelatura y en la formación de quienes debían aprender a desarrollar con competencia esos trabajos. Desde entonces, Dora del Hoyo residió establemente en Roma, y proporcionó a san Josemaría una preciosa ayuda, también en otros países, como Inglaterra, Francia e Irlanda.

Después de la marcha al cielo de san Josemaría, siguió formando, con su actividad profesional, a mujeres más jóvenes, provenientes de todo el mundo, siendo también de este modo un apoyo para el primer sucesor del fundador del Opus Dei, mons. Álvaro del Portillo.

La competencia y la abnegación que siempre mostró en el trabajo han hecho que sea conocida en más de cincuenta países, y sea muy apreciada por los que tienen devoción a san Josemaría. Por esto, el actual prelado del Opus Dei, mons. Javier Echevarría, ha dispuesto que sus restos mortales reposen en la Cripta de la Iglesia Prelaticia de Santa María de la Paz, en Roma, cerca de san Josemaría Escrivá y mons. Álvaro del Portillo. De este modo muchos de los que la conocieron, o que han admirado la función que desempeñó en el Opus Dei, podrán manifestarle el homenaje de su afecto y agradecimiento.

Oración para la devoción privada

Señor nuestro, que llamaste a Dora a ocuparse de las mismas tareas que realizó la Bienventurada Virgen María en el hogar de Nazareth, ayúdame a encontrarte en las situaciones de cada jornada, y a difundir a mi alrededor el calor de familia que ella hizo presente con su trabajo alegre y abnegado, siguiendo las enseñanzas de San Josemaría. Glorifica a tu sierva Dora y concédeme por su intercesión, el favor que te pido (pídase). Así sea.

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Alumnas del Colegio Alcazarén consiguen un premio internacional

Posted by opus dei valladolid en febrero 25, 2010

Image

PDF Imprimir E-Mail
jueves, 25 de febrero de 2010
Las alumnas del Colegio Alcazarén han obtenido el 2º, 3º y premio del público en la XVIII edición del concurso internacional de montaje de chocolate, en la categoría de amateur, organizado por la Escuela de hostelería Le Cheneau de Dongelberg en Bélgica.Begoña Ramos, Leidy Reyes, Melania González, María García, Irene Alonso, Noemí Cuadrado, Aroa Arias, Patricia Fonseca y Goretti Lorenzo se hicieron con los premios con un montaje dedicado a Tintín y otro a Mortadelo. De hecho, el tema principal del prestigioso concurso este año ha sido el comic.

Image
Las alumnas realizaron varias salidas culturales por el país visitando Lovaina, Brujas, Bruselas, una fábrica de chocolates y tomaron contacto con las técnicas que se usan en el país.

Image

Posted in General | Leave a Comment »

Tarde de fiesta, 80º aniversario de la seccion de mujeres del Opus Dei

Posted by opus dei valladolid en febrero 17, 2010


El domingo 14 de Febrero en la Asociación Valdearcos se celebró el 80 aniversario del día en que San Josemaría vio que en la Obra también habría mujeres. Fue el 14 de febrero de 1930. Con motivo de esta fecha ha tenido lugar una mesa redonda sobre “Las mujeres del Opus Dei” en Tordesillas. Cinco mujeres de los más variados ámbitos de la sociedad, han dado su testimonio sobre qué les aporta el Opus Dei en su vida personal, familiar y profesional.


Más de 100 personas han acudido, presentaba Jesús Fonseca, director de “La Razón” en Castilla y León. Al hablar de su relación con la Obra explica: “No soy del Opus Dei ni me ha pasado nunca por la cabeza serlo, pero siento un gran cariño y respeto al Opus Dei, y a las mujeres de la Obra. Conectan con lo más sencillo, con lo más ordinario, con lo más normal. Si hay alguien corriente y moliente son ellas.”
En la presentación Fonseca hizo referencia a su reciente entrevista con el Prelado del Opus Dei, Don Javier Echevarría: “un hombre que transmite paz, bondad. Con él he sentido algo que sólo he sentido con otras dos personas: la Madre Teresa de Calcuta, y Juan Pablo II. Un hombre sencillo, su espontaneidad dejaba desconcertados a los de alrededor.”


Rebeca de la Horra es numeraria auxiliar de la Prelatura del Opus Dei. Se dedica profesionalmente a las tareas domésticas de los centros de la Obra. “Cuando conocí la Obra, vi un clima que me hizo sentirme como en casa. Pienso que no somos las mejores, sí las que tenemos más suerte”. Rebeca no se lo piensa dos veces: “Cuando me preguntan a qué me dedico profesionalmente, me saldría decir a hacer felices a los demás. Con el trabajo que hago, intento transmitir calor de familia.” Cuando una amiga le preguntó qué aliciente veía en aspirar una alfombra, decía: “Yo no me quedo en la materialidad de eso, pienso: aquí van a entrar unas personas que van a estar a gusto. Quiero transmitir a través de unos detalles que quiero a una persona. En mi caso, a las personas de la Obra, y a las que van a ese Centro del Opus Dei. Pienso que somos expertas en humanidad.”

Cristina Alonso es cooperadora y madre de 5 hijos. Tiene amigas del Opus Dei y ve en ellas gente incondicional. Siempre en los peores momentos de su vida han estado a su lado, sin esperar nada a cambio: ¡yo no hago nada por ellos! Exclama divertida.


También participaban Ana de Castro, profesora de Secundaria y madre de familia, y Catalina Soto, Profesora de literatura alemana y madre de familia. Catalina habla de cómo le ayuda la formación que recibe en la Obra. “No soy del Opus Dei pero me encanta. Soy cooperadora y el Opus Dei me ayuda a conciliar el trabajo profesional y la vida familiar. Para que haya un equilibrio en la familia, tienes que apretar las tuercas, estar cerca de Dios, y el Opus Dei tiene la farmacopea, el producto adecuado para mis necesidades, me ayuda a tener ese equilibrio.” Ante la pregunta de por qué le ayuda el Opus Dei, dice que “El Opus Dei no tiene la patente de la santidad, pero es un mensaje muy actual: yo sé que en mi trabajo, puedo ser santa, y eso lo aprendido en la Obra.”
Conchita Guix, del Opus Dei, es arquitecto y madre de familia. “Sin la ayuda de la Obra, me habría dedicado de lleno a la arquitectura, pero no me habría preocupado por conciliar mi vida profesional con la familiar.” Ahora se dedica a la Orientación Familiar. Manifestó cómo San Josemaría fue un pionero en plantear que la educación de los hijos es cosa de los dos: el padre y la madre.


Al terminar, Fonseca aclaró que San Josemaría fue el primero que habló de amar al mundo apasionadamente y enseñó que se puede ser santo con traje de chaqueta, siendo gente corriente. En este caso, “mujeres que concilian trabajo y familia con una sonrisa, y trabajan sin que se les vea: sin ellas, todo este trabajo que la Obra hace en el mundo, que es mucho, no sería posible“

Posted in General | Leave a Comment »

“Santidad y croquetas”: 80 Años de las Mujeres en el Opus Dei

Posted by opus dei valladolid en febrero 12, 2010

Por Adelaida Sagarra Gamazo.
Profesora Titular de Historia de América de la Universidad de Burgos.

Medianoche en el París-Lisboa. Tres mujeres y un hombre en el mismo compartimento. Nosotras hablamos; el   empresario portugués lleva los cascos puestos. La chica rubia de melena larga que va a ver a su novio me pregunta si creo en la energía positiva. No; creer, creer…yo creo en Jesucristo. ¡Ay! ¿tú eres del Opus? pues sí, sí lo soy, después de una larga historia. Aclaro, además, que hay millones de personas que creen en Jesucristo y no son del Opus Dei. La señora escucha atenta, y el hombre se  pronuncia: “muito interesante”. Aquella noche mi relato fue largo. Hoy atrapo en estas líneas una historia más corta y más importante: sólo duró un segundo. Fue el 14 de febrero de 1930, mientras Josemaría Escrivá celebraba Misa, y supo que Dios quería mujeres en el Opus Dei. Días antes había escrito, pensando que estos eran los planes del Cielo, “¡no habrá mujeres ni de broma!”. Pero como la Obra no es de diseño propio, desde aquel martes 2 de octubre de 1928 él trabajaba según comprendía la voluntad de Dios. Cuando supo que Él contaba con nosotras -¡menos mal!- su libertad rendida se puso con fe rápida a disposición del proyecto divino. Habría  mujeres entre aquella gente corriente llamada a santificar su trabajo y recordárselo a otros, a transformar el mundo desde dentro, disfrutando, sufriendo, viviendo cristianamente, arraigados en las encrucijadas de la libertad, donde a diario se producen en el milímetro de la decisión personal los cambios kilométricos de la Historia. Tiene que haber  mujeres: buscó y encontró. Agosto de 1942, Madrid, calle Jorge Manrique, primer y único centro de mujeres del Opus Dei en el mundo. Sin problemas de espacio: son el 100%  y se llaman Lola, Encarnita y Nisa. Por esos mismos nombres Dios las llamó a esta vocación de la normalidad. Josemaría Escrivá les habla de los proyectos apostólicos universales que Dios quiere que saquen adelante. Acometieron con fe rápida. Otra vez la historia corta: basta un segundo para la confianza. Y aquello se fue haciendo realidad. Otras y otras y otras vinimos después ¿Mujeres increíbles? No, de carne y hueso. Conscientes, eso sí,  de la llamada de Dios a un amor personal en medio del mundo a través del matrimonio y la familia o directamente. Con esa fortaleza enérgica que no cede ante lo insoportable; con esa vulnerabilidad que se rompe ante una tontería…Unas veces con ternura infinita y otras con crueldad felina. Con un corazón que cuida y sirve. Con una inteligencia en la que se resuelven muchas cosas a la vez: santidad y croquetas. Con luz y sombra, santificamos el trabajo, cuidamos de los nuestros –el servicio es una actitud, no una serie de tareas- disfrutamos de la vida lo más posible, sufrimos con sentido redentor, ofrecemos la Verdad sobre el Hombre a través de la amistad profunda. Aprendemos a reír y llorar con sencillez. Y sobre todo a no tomarnos demasiado en serio la propia capacidad: el Opus es Dei. Somos miles, unidas por encima del tiempo y del espacio, unidas –repito- pero no uniformes. Somos distintas en  el color de la piel, la textura del alma, el trabajo, las aficiones, las circunstancias, la cultura, la situación y sus soluciones. Todo gracias al profundo amor a la libertad personal que en el Opus Dei se vive. Así, como Dios es Familia, luchamos por hacer de la Iglesia y de la Obra una Familia también. Y luego por “hogarizar” la Humanidad, que es el primer paso para su divinización: santidad y croquetas. Muchas mujeres de los cinco continentes viven este mismo espíritu sin pertenecer al Opus Dei: tú puedes ser una de nosotras o ser una de éstas. Si quieres, claro. Piensa que la historia del Hijo pródigo habría sido distinta si su madre hubiera estados en casa. Piensa también que la Madre de Dios, Santa María, sí estuvo en el Calvario. Contempla y saborea que su Hijo, en el momento sublime de la Cruz, lleno de sabiduría, amor, y con la infinita elegancia que Dios tiene, la llamó “Mujer”. En ella, Dios te llama. ¿No es para dar gracias a la vida?

Posted in General | Leave a Comment »

IX Foro de la mujer y sus desafíos organizado por la Asociación Juvenil Alfar

Posted by opus dei valladolid en febrero 10, 2010

Del 31 de Enero al 1 de Febrero del 2010 se ha celebrado en Salamanca el IX Foro de la Mujer, en la que más ochenta participantes reflexionaron sobre los desafíos a los que se enfrentan las mujeres en el siglo XXI.

En el Foro han participado chicas de  13 a 18 años, llegadas de distintas provincias de España (Burgos, Valladolid, Lérida, Barcelona, Gerona y  Valencia).

El certamen, cuya fase decisiva comenzó el sábado 31 en el Espacio Joven del Ayuntamiento, arrancó en Septiembre con la elaboración de un trabajo por cada grupo en el que se aborda un tema relacionado con el papel de la mujer en ámbitos como la ciencia, la educación, el arte, la maternidad o la moda.

Fueron recibidas en el Ayuntamiento por el concejal de la Juventud Gozo Merino, quien les transmitió su interés por esta iniciativa organizada por la Asociación Juvenil Alfar y les animó a continuar con ella.

El domingo también han intervenido activamente las ponentes en la mesa redonda que cerraba el Foro, y que ha estado presidida por Doña Inmaculada Sánchez Barrios, vicedecana de docencia de la Facultad de Derecho y Doña Mª Eugenia Clemente Zárate, directora comercial de Aciturri Aeronáutica (empresa asentada en Miranda de Ebro).

Tras el fallo del jurado, los primeros premios fueron para Burgos y Lérida, con las ponencias tituladas “Mujer y compromiso” y  “Luces y sombras del feminismo”, respectivamente, en las categorías de la ESO y BAC.

Posted in General | Leave a Comment »